Habla al mundo

El pedido de Jesús

Jesús Misericordioso se apareció hace varios años y por un largo tiempo a sor Faustina Kowalska, en Polonia, y le dio a conocer algo muy importante: “Yo soy el amor y la Misericordia Misma” (D. 1273),  “Proclama que la misericordia es el atributo más grande de Dios. Todas las obras de Mis manos están coronadas por la misericordia” (D. 301), “Me queman las llamas de la misericordia, las quiero derramar sobre las almas” (D. 177), “Que el pecador no tenga miedo de acercase a Mí. Me queman las llamas de la misericordia” (D. 50), “Cuanto más grande es el pecador, tanto más grande es el derecho que tiene a Mi misericordia” (D. 723), entre otras maravillosas revelaciones privadas que, gracias a san Juan Pablo II, fueron aprobadas y difundidas por la Iglesia Católica.

Durante estas revelaciones, conservadas en el Diario Espiritual de Santa Faustina, Jesús pidió algo muy urgente: “si los pecadores conocieran Mi misericordia no perecería un número tan grande de ellos. Diles a las almas pecadoras que no tengan miedo de acercarse a Mí, habla de Mi gran misericordia” (D. 1396).

Y Jesús insistió: “Habla al mundo de Mi misericordia, de Mi amor. Me queman las llamas de la misericordia, deseo derramarlas sobre las almas de los hombres. Oh, qué dolor Me dan cuando no quieren aceptarlas. Hija mía, haz lo que esté en tu poder para difundir la devoción a Mi misericordia. Yo supliré lo que te falta. Dile a la humanidad doliente que se abrace a Mi Corazón misericordioso y Yo la llenaré de paz. Di, hija mía, que soy el Amor y la Misericordia Mismos. Cuando un alma se acerca a Mi con confianza, la colmo con tal abundancia de gracias que ella no puede contenerlas en sí misma, sino que las irradia sobre otras almas” (D. 1074).

Nuestra respuesta

Ante esto no pudimos quedarnos quietos… “Habla al mundo” es una respuesta al pedido de Jesús Misericordioso de hablar al mundo de su misericordia infinita. Surge con la intención de expandir las riquezas de la devoción por medio de las nuevas tecnologías. Además, ponemos al alcance de todos lo que brindamos en los retiros espirituales y cursos de formación que realizamos el Centro de Espiritualidad Santa Faustina Kowalska (en La Falda, Córdoba, Argentina).

El Centro de Espiritualidad Santa Faustina Kowalska nació en 2008 y cada año realiza varios retiros espirituales sobre la devoción y 2 cursos de Formación de Apóstoles de la Divina Misericordia. Preside el Centro de Espiritualidad el padre Germán Saksonoff co. y participan los padres Juan Eduardo Arnau co. y Mauro Carlorosi co. todos ellos son del Oratorio de San Felipe Neri. Los padres son miembros del Faustinum (Asociación Internacional de Fieles que reúne a devotos de la Divina Misericordia de todo el mundo y que fue fundada por la congregación a la que pertenecía Santa Faustina, en Polonia), también son miembros de la Academia Teológica Internacional de la Divina Misericordia que depende de la Universidad Católica de Cracovia (Polonia). Los sacerdotes predican desde 2005 congresos, jornadas, conferencias, nacionales e internacionales, organizadas por diócesis, arquidiócesis y grupos de la Divina Misericordia. Más de 10 mil personas pasaron por nuestros retiros y cursos, y muchos más están deseosos de participar. Con esta página queremos que aquellos que ya participaron y los que aún no han podido, puedan seguir creciendo en la Divina Misericordia. También quienes conocen poco y nada de la devoción podrán tener participación.

Nuestro servicio, que está en comunión con el Faustinum y la Academia Teológica Internacional de la Divina Misericordia, es totalmente gratuito y está basado en tres niveles: básico, devoto y del centro. Es decir, aquellos que conocen poco o nada de la Divina Misericordia, aquellos que ya conocen y son devotos, y aquellos que pertenecen al Centro de Espiritualidad Santa Faustina Kowalska. Todos los recursos (videos, artículos, audios, etc.) pertenecerán a algunos de estos tres niveles.


“para los que propaguen mi Misericordia, no seré juez sino Salvador Misericordioso” (D. 1540). El Señor muestra un reconocimiento y un cariño especial para aquellos que divulguen su Divina Misericordia al decir que “los protegeré como una madre protege a su recién nacido” (D. 1075). Además, “Dios prometió una gran gracia, especialmente a ti y a todos que proclamen esta gran misericordia Mía. Yo Mismo los defenderé en la hora de la muerte como Mi gloria aunque los pecados de las almas sean negros como la noche” (D. 378), “a los sacerdotes que proclamen y alaben Mi misericordia, les daré una fuerza prodigiosa y ungiré sus palabras y sacudiré los corazones a los cuales hablen” (D. 1521).

Por eso esta página es también una invitación doble: a conocer y adorar la Divina Misericordia y a que prestes tu corazón y tu voz para, juntos, hablar al mundo de la Divina Misericordia…  

Contenido serio

Porque la Divina Misericordia podría ser mal comprendida, poco aprovechada y hasta desconocida, es por eso que hemos asumido el compromiso de brindar aquí a todos los interesados recursos de espiritualidad, formación y apostolado. Espiritualidad: brindamos guías que ayuden a hacer de la Divina Misericordia un camino de vida espiritual. Formación: brindamos formación doctrinal católica y formación sobre los verdaderos contenidos de la devoción. Apostolado: brindamos ayuda y orientación en toda la tarea de la difusión y apostolado de la Divina Misericordia.

Todo es para vos

Y, como si fuera poco, el Señor brinda maravillosas promesas en esta devoción a quienes se comprometen a difundirla, es decir, a hablar al mundo…

 

 

... [leer más]
(+54 9 232 4512867)
santafaustina@hablaalmundo.com

©2020 Habla al Mundo - Todos los derechos reservados